Canciller de la RASD: “El pueblo saharaui no permitirá que se repita la amarga y dolorosa experiencia que duró tres décadas de espera”

Argel, 05 de abril de 2021- El Ministro de Relaciones Exteriores y miembro del Secretariado Nacional del Frente Polisario, Mohamed Salem Salek, indicó este lunes,  en una conferencia de prensa celebrada en la embajada de la República Árabe Saharaui Democrática en Argelia, que “el pueblo saharaui no permitirá que se repita la amarga y dolorosa experiencia que duró tres décadas” a la espera de que Naciones Unidas cumpla sus obligaciones en materia de descolonización y asuma sus responsabilidades en el Sahara Occidental.  Por lo que ha añadido que la “cooperación” de la RASD con Naciones Unidas debe estar encaminada a cumplir con “las obligaciones inequívocas hacia el pueblo saharaui para que pueda ejercer su inalienable derecho a la autodeterminación e independencia de la misma manera que todos los pueblos del mundo”.

Al recordar que “el conflicto entre la RASD y el Reino de Marruecos pasó a una nueva etapa”, a raíz de la violación del alto el fuego por Marruecos y la anulación del Plan de Arreglo suscrito en1991, el Canciller denunció que la “flagrante violación se produjo ante los miembros de la misión de Naciones Unidas que se estableció para organizar el referéndum y mantener el alto el fuego sin mover un dedo”.

En consecuencia, el canciller saharaui ha clarificado que la RASD “se encuentran en legítimo estado de defensa de acuerdo con el Acta Constitutiva de la Unión Africana y la Carta de las Naciones Unidas”. Por lo que ha demandado a Naciones Unidas y la Unión Africana “condenar la agresión marroquí y trabajar para poner fin a la ocupación ilegal de nuestro país”.

En el mismo sentido, el canciller ha calificado “el rechazo de Marruecos al referéndum de autodeterminación, durante los últimos treinta años, como solución política aceptada oficialmente por ambas partes y aprobada por unanimidad por el Consejo de Seguridad, la Asamblea General de las Naciones Unidas y la Organización de la Unión Africana, como un “incumplimiento del pacto y flagrante desafío a la legitimidad internacional”.

“El Consejo de Seguridad de la ONU es responsable de lo que ha sucedido por su incapacidad para permitir que la misión de la MINURSO lleve a cabo la única misión que le ha sido encomendada, que es la de organizar el referéndum”, ha añadido Uld Salek para señalar “ algunos miembros permanentes”como principal obstáculos al cumplimiento del proceso de descolonización del Sahara Occidental.

Francia y España como responsable directos en el conflicto del Sahara Occidental  

Para el jefe de la diplomacia Saharaui, “el apoyo francés a la ocupación marroquí impidió la implementación del acuerdo saharaui-marroquí a tiempo”. También ha denunciado que “la postura de Francia”, miembro del Consejo de Seguridad, ha impedido que la MINURSO pueda ampliar sus competencias sobre derechos humanos en las zonas ocupadas del Sahara Ocidental y ha sido clave para incumplir las decisiones del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Quien también se ha llevado duras críticas ha sido el Estado español por su implicación histórica en el conflicto y su peso jurídico en el proceso de descolonización. “Los lazos históricos con el pueblo saharaui y los intereses geoestratégicos obligan al Estado español utilizar todo su peso y sus relaciones regionales e internacionales para defender la RASD, su integridad territorial y la plena soberanía del pueblo saharaui sobre su territorio, ha señalado Uld Salek, a la vez que ha advertido que “la evasivo de responsabilidades legales, políticas y morales como potencia administradora, hasta ahora, y su traición al pueblo saharaui”, han a convertido a España “en presa fácil del continuo chantaje marroquí y de la constante amenaza del terrorismo, la inmigración ilegal, las drogas y la expansión territorial”.

La Unión Africana: Labores para hacer respetar la integridad territorial de los 55 miembros 

En relación a los trabajos de la Unión Africana,  el Canciller ha renovado la “disposición a cooperar con el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana para comenzar a implementar su reciente decisión y las decisiones de la Cumbre Extraordinaria sobre Silenciar las Armas”. También renueva la exigencia de la RASD “a la necesidad de abordar con firmeza la agresión marroquí e imponer el Acta Constitutiva de la Unión Africana para evitar que se cree un “clima de división”.

 

La Unión Africana reafirma que el plan ONU-OUA/UA es el único “marco” para una solución en el Sahara Occidental

 

La nueva administración de EEUU y la legalidad internacional

Para el ministro de Exteriores ha señalado que el pueblo saharaui espera que la nueva administración estadounidense anule el atroz crimen que cometió Trump antes de salir de la Casa Blanca” por ser  “una violación de la Carta de Naciones Unidas y la decisión de la Corte Internacional de Justicia”.

En todo caso, el canciller ha finalizado aclarando que “la RASD está dispuesta a la paz con su vecino del norte, el Reino de Marruecos, sobre la base del respeto a las fronteras internacionales  y la reversión de la política de expansión y agresión contra el pueblo saharaui”.

Artículos
relacionados